Ejercicio terapéutico oncológico

Para mejorar la calidad de vida del paciente oncológico a través de un programa de ejercicio terapéutico adaptado a sus necesidades y posibilidades.

Uno de nuestros objetivos es implantar proyectos innovadores y científicamente probados que faciliten y mejoren la calidad de vida de pacientes con cáncer.

Somos un apoyo a la atención sanitaria en aquellos aspectos no contemplados en la carta de servicios de los Sistemas de Salud, siempre bajo la supervisión y aceptación de los profesionales sanitarios. Canalizaremos las demandas de pacientes, familiares y sanitarios que mejoren la calidad de vida de las personas con cáncer.

Proyecto Ejercicio Físico y Cáncer

Este proyecto que iniciamos en Zamora es una experiencia que se está realizando con éxito en distintos hospitales, dentro y fuera de España, y hay estudios científicos que lo avalan.

¿Dónde y quién lo realiza?

Sala de Psicomotricidad de la Fundación Municipal de Deportes. C/ Obispo Acuña, Zamora.

A cargo de David Rivera Herrero. Colegiado nº CL 49-003

Atención psicológica

Siempre habrá un profesional de psicología para aquellos pacientes que lo precisen.

Objetivos

  • Mejorar la calidad de vida del paciente oncológico a través de un programa de ejercicio terapéutico adaptado a sus necesidades y posibilidades, pautado y parametrizado por Fisioterapeutas.
  • Tratar de mejorar la comorbilidad cardiovascular, metabólica, psicosocial, asociada a la inactividad/pasividad con la que el paciente oncológico en ocasiones afronta su proceso.
  • Mejorar la respuesta del organismo a los tratamientos oncológicos y los síntomas asociados a la quimioterapia.

Evidencia científica en cáncer

  • El ejercicio previene el cáncer de colon y el cáncer de mama en mujeres postmenopáusicas.
  • El ejercicio (tras el diagnóstico de cáncer) mejora la supervivencia en mujeres con un diagnóstico de cáncer de mama y en personas que han tenido cáncer de colon.
  • El ejercicio ayuda a controlar los efectos secundarios de los tratamientos (menos náuseas y vómitos, mejor recuperación hematológica entre otros).
  • El ejercicio mejora la fatiga asociada al cáncer, tanto durante como después del tratamiento oncológico.

Programa de ejercicio físico integrado en la atención oncológica en el Hospital Universitario Puerta de Hierro (Majadahonda)